AR Realidad Aumentada

La realidad aumentada en arquitectura nos permite percibir en un contexto real cómo quedará una obra arquitectónica añadiendo de forma virtual los elementos que luego se incorporarán de forma real. Esto implica un potente  ahorro de tiempo y dinero, a la vez que ofrece mayores garantías tanto a arquitectos como clientes.

Los  diseños y cálculos casi manuales están dejando paso progresivamente a programas automatizados capaces de mostrar a arquitectos y clientes una proyección de futuro del proyecto. Todo de forma automatizada, sin lentos procesos y con medidas exactas.

En nuestra experiencia estas herramientas ya poseen la madurez requerida para apoyar la toma de decisiones basada en datos. Al utilizar el gemelo digital como referencia es posible realizar exploraciones en ambitos proyectuales que anteriormente eran impensados. Analizar alternativas de resolucion espacial y constructiva es posible con un impacto económico cercano a cero. Tomar la mejor decisión basada  en datos y objetos paramétricos es hoy un proceso integrado en nuestro trabajo. Para ello hemos optado por equipamiento de punta como los Lentes Oculus de Google para cuando requerimos que la experiencia de inmersión sea total. Sin embargo en la bajada de proyecto a obra nuestro vector es utilizar móviles y tablets de gama media y alta que son accesibles y están presentes actualmente en todas las obras.

Contextos de Uso

  • Diseño: la realidad aumentada permite incorporar elementos virtuales a una imagen o un plano real para ver cómo quedaría una obra en el mundo real. Es más, ofrece la posibilidad de interactuar con el diseño o realizar cambios en tiempo real.
  • Ejecución: durante la fase de ejecución se puede ver cómo se está llevando a cabo el proyecto y ver el avance de las diferentes fases. Resulta de gran ayuda a los operarios de la construcción, para visualizar dónde y cómo se deben incorporar estructuras o elementos arquitectónicos.
  • Comercial: ¿a qué cliente no le gusta ver cómo será su casa antes de verla construida? A veces es difícil explicar conceptos arquitectónicos con palabras; sin embargo, el cliente va a entender perfectamente el proyecto si lo ve con sus propios ojos. Además, hay que tener en cuenta la confianza que da el poder ver cómo quedará una obra o una espacio, poder manipular los elementos o probar terminaciones y acabados en diferentes materiales, por citar algún ejemplo.
  • Mantenimiento o Gestión de Activos: Esto será un mercado emergente que crecerá muy rapido ,  muy útil para el mantenimiento y gestión de edificios. Por ejemplo, la empresa encargada podrá visualizar todo lo relativo a revisiones, sistemas instalados o fallas estructurales sin necesidad de recurrir a visitas presenciales, llamadas o correos electrónicos.